Essence Blog

La conexión entre la marihuana y la dopamina

girl with background of mountains joyful La investigación actual sobre cannabinoides sugiere que la marihuana y la dopamina están interconectadas. Los estudios indican que los dos principales cannabinoides del cannabis, el THC y el CBD, tienen efectos sobre los niveles de dopamina en el cuerpo, aunque de formas marcadamente diferentes. A continuación, analizaremos más de cerca exactamente cómo estos cannabinoides afectan la dopamina a medida que revisamos la ciencia actual sobre la conexión de la dopamina del cannabis.

¿Qué es la dopamina?

Para explicar completamente cómo la marihuana afecta a la dopamina, primero proporcionemos algunos antecedentes sobre la dopamina, un neurotransmisor que juega un papel único en el cerebro.

Comprensión de los neurotransmisores

Dentro del cerebro, las señales pasan constantemente entre células llamadas neuronas. Estas señales se transmiten cuando las cargas eléctricas liberan mensajeros químicos llamados neurotransmisores. Esencialmente, los neurotransmisores coordinan todas las funciones vitales del cerebro y el cuerpo, influyendo en cosas como el estado de ánimo, la memoria, los pensamientos y las sensaciones. Hay varios tipos de neurotransmisores, todos los cuales cumplen su propio papel en la coordinación de las funciones corporales y cerebrales. Por ejemplo, el neurotransmisor adrenalina estimula las respuestas de lucha o huida y el neurotransmisor serotonina regula el estado de ánimo.

Cómo actúa el neurotransmisor dopamina en el cerebro

Uno de los neurotransmisores más frecuentes en el cerebro es la dopamina. La dopamina es un neurotransmisor que de alguna manera se malinterpreta en la cultura pop y los medios de comunicación. La dopamina a menudo se llama el “neurotransmisor del placer” o la “hormona del bienestar”, pero no solo estimula el placer; la forma en que funciona es mucho más complicada que eso. La investigación en neurociencia sugiere que la dopamina en realidad contribuye a los niveles de placer de manera más indirecta que directa. La dopamina actúa otorgando algo llamado “prominencia motivacional” en el cerebro. Básicamente, esto significa que la dopamina indica la motivación, lo que afecta el deseo y la atención. Cuando se libera dopamina, una persona se vuelve más curiosa y motivada para obtener cosas deseables, que son las cosas que le han hecho sentir bien en el pasado. Esto termina creando bucles de búsqueda de recompensas, ya que lleva a las personas a repetir comportamientos que antes les producían placer. El sistema de recompensa que crea la dopamina ayuda a mantener a las personas vivas, alerta y funcionando. Por ejemplo, la dopamina es parte de la razón por la que buscas comida cuando tiene hambre. La liberación de dopamina también te ayuda a comenzar a hablar y moverse, y juega un papel muy importante en cosas como la atención, el enfoque y la planificación. Sin embargo, cuando el sistema de recompensa de la dopamina se vuelve disfuncional, esto puede causar problemas. Por ejemplo, muy poca dopamina se asocia con problemas como la depresión y la enfermedad de Párkinson, mientras que demasiada dopamina se asocia con delirios, manía, esquizofrenia y adicción.

Cómo afecta la marihuana al cerebro

Illustration of the brain La marihuana afecta el cerebro y el cuerpo al interactuar con el sistema endocannabinoide, un sistema que también se cree que tiene un gran impacto en la dopamina.

Comprensión del sistema endocannabinoide

El sistema endocannabinoide (ECS) es un sistema biológico que se descubrió recientemente en 1992. Dado que es un descubrimiento tan nuevo, todavía no tenemos una comprensión completa de cómo funciona el ECS, pero la investigación actual sobre el ECS sugiere que desempeña un papel en la regulación de muchas funciones corporales. Se cree que el ECS tiene un efecto sobre la liberación de prácticamente todos los neurotransmisores, por lo que su funcionamiento tiene un impacto de amplio alcance en funciones como la respuesta inmune, la memoria, el estado de ánimo, el apetito y más. El ECS está formado por dos elementos: neurotransmisores y proteínas receptoras. Los neurotransmisores del ECS se denominan endocannabinoides y las proteínas receptoras del ECS se denominan receptores endocannabinoides. Los endocannabinoides funcionan de manera similar a los neurotransmisores de dopamina en su núcleo: también envían mensajes a las neuronas, lo que influye en varios procesos cerebrales y corporales. Sin embargo, lo hacen de manera diferente. Mientras que la dopamina transmite mensajes directamente entre neuronas (moviéndose a través de espacios llamados sinapsis), los endocannabinoides transmiten mensajes al interactuar con los receptores endocannabinoides que se encuentran en las neuronas en muchas partes del cuerpo. Cuando los endocannabinoides interactúan con los receptores endocannabinoides en las neuronas, se cree que pueden modular muchas funciones diferentes al cambiar la señalización de las neuronas. Exactamente cómo un endocannabinoide afecta estos procesos depende de qué cannabinoide está interactuando con qué receptor. Hay dos tipos de receptores endocannabinoides en el ECS: receptores CB1 y CB2. Ambos se encuentran en todo el cuerpo, pero ten en cuenta que la mayoría de los receptores CB1 se encuentran en el cerebro. Cuando los endocannabinoides interactúan con los receptores CB1 en el cerebro, parecen desempeñar un papel en el manejo de la memoria, la cognición, la percepción del dolor y la función motora. Cuando los endocannabinoides interactúan con los receptores CB2, parecen influir en la funcionalidad del sistema inmunitario en muchas partes del cuerpo.

Cannabinoides de la marihuana y el sistema endocannabinoide

Los endocannabinoides, cannabinoides producidos por el cuerpo, no son los únicos tipos de cannabinoides que pueden interactuar con el ECS. Los fitocannabinoides, cannabinoides producidos por las plantas, también pueden interactuar con el ECS humano, que es la forma en que la marihuana causa efectos mentales y físicos. El cannabis contiene numerosos cannabinoides, los más frecuentes son el tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD). Cuando consumes marihuana, el THC y el CBD ingresan al cuerpo e interactúan con el ECS de diferentes maneras. Hay muchas diferencias en cómo el THC y el CBD afectan al cuerpo. En particular, el THC causa efectos psicoactivos, mientras que el CBD no. Sin embargo, una similitud interesante entre estos cannabinoides es que ambos parecen afectar la dopamina (aunque lo hacen de diferentes maneras).

THC y dopamina

smoking and the brain El delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) tiene una forma muy similar a un endocannabinoide natural que afina la comunicación nerviosa, la anandamida. Esto permite que el THC se una a los receptores CB1 y CB2 de la misma manera que el cannabinoide anandamida endógeno, uniéndose directamente a ellos. También significa que el THC ocupa el lugar de la anandamida en muchos receptores mientras está en tu sistema. Esto detiene el trabajo de ajuste fino de la anandamida, alterando el flujo normal de información. Si bien los investigadores del cannabis aún no saben si esta es la única razón de los efectos del tetrahidrocannabinol (se cree que el THC también puede enviar señales únicas), muchos científicos coinciden en que la capacidad del THC para bloquear la anandamida es al menos parcialmente responsable de sus efectos psicoactivos. Cuando el THC se une a los receptores CB1 en el cerebro, puede influir en aspectos como el estado de ánimo, la memoria, la concentración, la sensación y la percepción del tiempo. Los estudios han demostrado que el consumo de THC también provoca un aumento a corto plazo en los niveles de dopamina en el cerebro, lo que activa el sistema de recompensa del cerebro. Algunos teorizan que esto juega un papel en la euforia que a menudo se asocia con el consumo de THC. El hecho de que el THC parece provocar un aumento a corto plazo de los niveles de dopamina en el cerebro es interesante porque las neuronas de dopamina no tienen receptores de cannabinoides. Sin embargo, otro tipo de neurona que puede afectar la producción de dopamina, GABA, tiene receptores de cannabinoides, por lo que se cree que el THC puede afectar la dopamina indirectamente al alterar los niveles de GABA. El GABA es un neurotransmisor que bloquea las señales entre los nervios del cerebro. Al hacerlo, el GABA puede inhibir la señalización de la dopamina, causando un efecto limitante sobre los niveles de dopamina en el cerebro. Cuando el THC se une a los receptores cannabinoides en las neuronas GABA, parece inhibir el GABA, lo que provoca un doble efecto negativo. El THC inhibe algo que inhibe la producción de dopamina, lo que provoca un aumento de los niveles de dopamina.

Una nota sobre los picos de dopamina y la adicción

El THC provoca un gran aumento temporal de la dopamina de la misma manera que lo hacen algunas sustancias muy adictivas. Sin embargo, como comentamos en nuestra publicación reciente sobre si el cannabis es adictivo o no, el THC no tiene la misma calidad altamente adictiva que estas otras drogas potenciadoras de la dopamina. Si bien una pequeña fracción de los consumidores habituales de marihuana experimentan un trastorno por consumo de cannabis, un trastorno del comportamiento que puede o no incluir síntomas de adicción, la gran mayoría de los consumidores de marihuana no experimentan un trastorno por consumo de cannabis ni ningún tipo de adicción al cannabis. La mayoría de los consumidores de cannabis ni siquiera experimentan dependencia física del cannabis o síntomas de abstinencia. Se cree que el pico de dopamina causado por drogas muy adictivas (como la nicotina, los opioides, la cocaína y las anfetaminas) es una de las principales causas de sus cualidades adictivas. Entonces, ¿por qué, aunque el THC provoca un pico de dopamina, la mayoría de los consumidores de cannabis no experimentan ningún síntoma de adicción? Desafortunadamente, no podemos responder esa pregunta; los investigadores aún no han encontrado una razón para esto. No se han realizado suficientes investigaciones sobre el uso de cannabis para descubrir exactamente cómo funciona el THC en el cuerpo, por lo que no sabemos por qué el THC es un valor atípico entre los estimuladores de dopamina. Simplemente tendremos que esperar a que se realicen más investigaciones sobre el consumo de cannabis para descubrir por qué la mayoría de los usuarios no experimentan problemas con el trastorno por consumo de marihuana o la adicción, incluso después de experimentar un aumento en la actividad dopaminérgica.

CBD y dopamina

La investigación muestra que el cannabidiol (CBD) puede tener muchos efectos moduladores en el cerebro y el cuerpo. Por ejemplo, los estudios han encontrado que el CBD puede aliviar el dolor, reducir la inflamación, proporcionar neuroprotección y aliviar problemas de salud mental como la depresión y la ansiedad. La investigación sobre el cannabis sugiere que el CBD causa sus efectos al funcionar de manera bastante diferente al THC. A diferencia del THC, el cannabidiol (CBD) no se puede unir directamente a los receptores CB1 o CB2 del cerebro; su forma no lo permite. En lugar de unirse a los receptores cannabinoides, el CBD parece comunicarse con las neuronas de una manera más indirecta. No sabemos exactamente cómo se comunica el CBD con el ECS (se necesita más investigación), pero parece que su método de comunicación le permite comunicarse también con receptores no cannabinoides. Los estudios han encontrado que el CBD puede comunicarse con una variedad de receptores dentro del sistema nervioso, incluidos los receptores de dopamina, los receptores de opioides y los receptores de serotonina. La ciencia sobre cómo el CBD interactúa con el sistema de la dopamina es definitivamente intrigante, ya que los estudios han encontrado que el CBD puede ayudar a tratar afecciones en los extremos opuestos del espectro de la dopamina: depresión, enfermedad de Párkinson y psicosis. La depresión y la enfermedad de Párkinson están relacionadas con la deficiencia de dopamina, mientras que la psicosis está relacionada con niveles excesivamente altos de dopamina. Sin embargo, hay estudios que sugieren que el CBD puede ayudar a aliviar todos estos problemas al aumentar o reducir los niveles de dopamina. Por ejemplo, un estudio en animales del 2015 publicado en Neuropharmacology encontró que el CBD aumentó los niveles de dopamina en animales con depresión y condiciones de dolor crónico, y un estudio del 2019 publicado en Translational Psychiatry encontró que el CBD disminuyó la dopamina en pacientes esquizofrénicos de la misma manera que lo hacen los medicamentos antipsicóticos. Luego, una variedad de estudios han analizado cómo el CBD es un tratamiento prometedor para la enfermedad de Párkinson, como se ve en una revisión del 2020 publicada recientemente por Frontiers in Pharmacology que destaca investigaciones que muestran que el CBD parece aumentar la actividad dopaminérgica en personas con deficiencia de dopamina.

Reflexiones finales sobre la conexión de la dopamina del cannabis

Si bien es necesario realizar más investigaciones para que comprendamos completamente la conexión de la dopamina del cannabis, parece haber una interacción interesante entre la dopamina, el THC y el CBD. La investigación actual sugiere que la interacción del THC con la dopamina puede contribuir a sus efectos psicoactivos, mientras que la forma única del CBD de interactuar con la dopamina puede algún día permitir que los médicos la utilicen como tratamiento para ciertas afecciones médicas. Solo las investigaciones futuras sobre los efectos del cannabis revelarán con precisión cómo interactúan el THC y el CBD con la dopamina, pero parece seguro decir que el cannabis y la dopamina están intrínsecamente interconectados.

Pouring Tea in Teapot

Cómo hacer té de marihuana: Recetas de té de cannabis

Pouring Tea in Teapot

Aromático y sabroso, el té de cannabis es una forma encantadora de disfrutar del cannabis. El té de marihuana también tiene algunas ventajas atractivas sobre otros métodos de consumo. El té de cannabis es comestible, por lo que no es necesario fumar ni vapear. Y a diferencia de sus opciones comestibles estándar llenas de azúcar, el té de marihuana puede ser bajo o nulo en calorías, lo que lo convierte en una opción comestible más saludable.

Hay mucho que me encanta del té de marihuana, pero ¿cómo se prepara? ¿Y qué debe esperar de la experiencia del té de cannabis? A continuación, responderemos estas preguntas y más a medida que repasemos todo lo que necesitas saber sobre hacer té de marihuana. Sigue leyendo para conocer tus opciones de infusión de té de cannabis, cómo asegurarte de que tu té de marihuana sea potente, los efectos del té de cannabis y cómo preparar té de marihuana paso a paso utilizando una de nuestras recetas de té de cannabis.

Cómo hacer té de marihuana: Tus opciones de infusión

Hay más de una forma de infundir té con cannabis. La siguiente lista las más comunes:

  • Remojar agua o té con flor de cannabis cruda o descarboxilada.
  • Mezclar agua, hojas de té y una grasa con infusión de cannabis (como mantequilla o aceite).
  • Agregar una tintura de cannabis al té de tu elección.

La opción de infusión adecuada para ti depende de tus preferencias personales. Es posible que te guste una opción sobre las otras dependiendo de lo que estés buscando en términos de facilidad, sabor y efectos. Pero cualquiera que sea la que prefieras, tenemos una receta para ti, ya que compartiremos tres recetas de canna té más adelante en esta publicación (cada una de las cuales usa un método de infusión diferente).

Una nota sobre el té y la potencia del cannabis

Coconut Oil

Si quieres sentir los efectos del THC, debes saber que necesitas usar cannabis descarboxilado para hacer tu té. Las plantas de cannabis crudas en realidad contienen poco o nada de THC. En cambio, las plantas de cannabis contienen mucho THCA, un cannabinoide no psicoactivo que se convierte en THC mediante la descarboxilación. Algunas personas quieren consumir THCA en lugar de THC, ya que se cree que el THCA tiene poderosos beneficios para la salud. Por ejemplo, los estudios sugieren que el THCA puede tener propiedades antiinflamatorias y neuroprotectoras. Pero si buscas efectos psicoactivos, el THCA no puede ayudarte. Necesitarás descarboxilar tu cannabis para convertir tu THCA en THC.

La descarboxilación ocurre cuando se aplica una cierta cantidad de calor a la flor de cannabis. Cuando fumas o vaepas una flor, este proceso ocurre sin que ni siquiera necesites pensar en ello. Pero cuando haces una taza de té de cannabis como comestible, necesitas agregar un paso adicional para descarboxilar tu cannabis.

Puede descarboxilar el cannabis antes o durante el proceso de cocción u horneado del comestible. Por lo general, recomendamos el descarboxilado primero, ya que suele ser mucho más fácil. Y si estás haciendo té de cannabis, en concreto, es casi seguro que descarboxiles tu cannabis por adelantado. Hacer té implica remojar las hojas en agua caliente, pero incluso el agua hirviendo no está lo suficientemente caliente como para descarboxilar el cannabis. El agua hierve a 212 grados Fahrenheit, mientras que la descarboxilación ocurre dentro del rango de 225 a 250 grados Fahrenheit. No se puede simplemente hervir el cannabis suelto en agua para descarboxilarlo; necesitarías incorporar varios elementos externos para que tu temperatura esté en el rango correcto. Básicamente, tratar de descarboxilar la marihuana hirviéndola en agua es ineficaz y, en realidad, no vale la pena el esfuerzo. Hay opciones mucho más fáciles y efectivas, como usar el método de descarboxilación en horno súper simple y luego usar tu flor pre descarboxilada para hacer que tu cannabis sea comestible.

Además, si no deseas lidiar con la descarboxilación por tu cuenta, también puedes usar una receta que infunda tu té con un ingrediente que ya ha sido descarboxilado. Descarboxilar la flor en tu horno es muy fácil, pero comprar una tintura de cannabis o un aceite de coco con infusión de cannabis en tu dispensario local es aún más fácil.

Los efectos del té de marihuana: Qué esperar

El té de cannabis es técnicamente un producto de cannabis comestible. Al igual que otros comestibles, el té de marihuana se absorbe a través de tu sistema digestivo, lo que lleva un tiempo. Generalmente, se necesitan alrededor de 1 a 2 horas para sentir los efectos de un comestible de cannabis. Sin embargo, dado que el té de cannabis es un líquido, es posible que también absorbas algunos cannabinoides por vía sublingual (a través de los vasos sanguíneos debajo de la lengua) mientras lo bebes, antes de absorber el resto a través de tu sistema digestivo. En este caso, puedes comenzar a sentir algunos efectos iniciales del té de cannabis tan pronto como 30 minutos después del consumo, y luego sentir más efectos entre 30 y 90 minutos después.

El tiempo de inicio del té de cannabis puede variar, pero nuestro consejo sobre la dosificación del té de cannabis no. Con cualquier comestible, te recomendamos que comiences con poco y vayas despacio. Bebe un poco menos de lo que crees que necesitas, luego espera al menos de 2 a 4 horas antes de consumir más. Siempre puedes beber un poco más al final del día o aumentar tu dosis la próxima vez que quieras beber. Sin embargo, no se puede deshacer si bebes demasiado. Por lo tanto, anda lento y lento, especialmente si eres nuevo en comestibles.

Recetas de té de cannabis

Ahora, a nuestras recetas de té de marihuana. Tenemos tres recetas de té de cannabis para compartir, cada una de las cuales utiliza un método de infusión diferente. Todas estas recetas se pueden adaptar a tu gusto, ¡así que siéntete libre de ser creativo y cambiar las cosas! Solo asegúrate de no omitir ninguno de los pasos esenciales en estas recetas (que se señalan en las notas de la receta) si deseas que tu té sea potente y bebible.

Flor de cannabis y té de miel

Jars of Honey

Método: Remojar con flor

 

Ingredientes

2 cucharaditas de flor de cannabis molida *

4 cucharaditas de flores de hibisco secas

2 tazas de agua

2 cucharaditas de jugo de lima recién exprimido

Miel

6 a 10 hojas de menta fresca, picadas

* Usa flor de cannabis descarboxilada si deseas consumir THC o flor de cannabis cruda si deseas consumir THCA.

Instrucciones

  1. Mezcla la flor de cannabis y la flor de hibisco seca, luego colócala en un infusor de té.
  2. Hierve tu agua. Coloca el infusor de té preparado en una taza grande, vierte el agua caliente sobre el infusor y luego déjalo reposar durante 5 a 10 minutos.
  3. Retira tu infusor de té. Agrega tu jugo de limón recién exprimido, luego agrega miel al gusto.
  4. Esta receta se puede servir caliente o se puede dejar enfriar durante un par de horas en el refrigerador para crear un té helado de cannabis. Agrega la menta inmediatamente antes de servir.

Notas de la receta

Hay muchas formas de adaptar esta receta para cambiar su sabor, su potencia o hacerla más simple. Si lo que buscas es simplicidad, intenta remojar la flor de cannabis con cualquier bolsita de té de tu elección, luego agrega un edulcorante si lo deseas. Si deseas agregar potencia, intenta usar un edulcorante con infusión de cannabis en lugar de la miel normal. Si no quieres potencia y quieres beber té de cannabis por los beneficios para la salud del THCA, usa flor de cannabis cruda en lugar de flor de cannabis descarboxilada. Entonces, si quieres cambiar los sabores aquí, el cielo es el límite en términos de sustituciones. Puedes usar cualquier té o complementos que desees. Solo asegúrate de no olvidar macerar la flor de cannabis junto con el té.

Té verde a prueba de balas

Método: Mezcla de una grasa infundida con cannabis

Ingredientes

1 Bolsa de té verde

1 taza de agua

1 cucharada de mantequilla

1 Cucharada de aceite de coco con infusión de cannabis *

Edulcorante (si lo deseas)

* Usa una mezcla de aceite de coco con infusión de cannabis y aceite de coco regular si una cucharada de aceite de coco con infusión de cannabis sería una dosis demasiado alta para ti.

Instrucciones

  1. Hierve 1 taza de agua y vierte sobre tu bolsita de té verde para preparar.
  2. Prepara tu té durante 3 minutos.
  3. Retira tu bolsita de té, luego transfiere tu té verde caliente a una licuadora con tu mantequilla y aceite de coco con infusión de cannabis. Agrega una pequeña cantidad de edulcorante si lo deseas.
  4. Licúa a fuego alto durante 20 a 30 segundos o hasta que esté espumoso.
  5. Transfiere a una taza y sirve inmediatamente.

Notas de la receta

Esta receta se puede adaptar de varias formas. Puedes usar diferentes tipos de tés (el té negro también funciona muy bien aquí), puedes usar cannabutter en lugar de aceite de coco con infusión de cannabis, puedes usar solo cannabutter o aceite de coco con infusión de cannabis (en lugar de ambos), y puedes agregar los aromas que te gusten. Si no tienes una licuadora, también puedes licuar tu té con una licuadora de inmersión o un espumador de leche. Pero si deseas que tu té a prueba de balas tenga una textura agradable, asegúrate de no omitir el paso de mezcla. Licuar a alta velocidad es esencial al incorporar mantequilla o aceite de coco, que se aglutinarán si no se incorporan adecuadamente.

Té alto de Chai elevado

Método: Agrega una tintura de cannabis

Ingredientes

1 bolsita de té Chai

1 taza de agua

½ taza de leche de tu elección

½ miel o azúcar

1 porción de tintura de cannabis

Instrucciones

  1. Coloca tu agua y tu bolsita de té en una cacerola pequeña a fuego alto.
  2. Lleva a ebullición, luego reduce el fuego y lleva el agua a fuego lento.
  3. Cocina a fuego lento durante 10 minutos o un poco más, hasta que la mezcla de agua y té se reduzca a la mitad. Si tu mezcla se reduce demasiado antes de que pasen los 10 minutos, completa con agua.
  4. Una vez que tu líquido se haya reducido a la mitad, retira la bolsita de té. Luego, agrega tu leche, miel o azúcar y tintura de cannabis. Revuelve para combinar.
  5. Revolviendo de vez en cuando, deja que la mezcla hierva y luego retira inmediatamente del fuego.
  6. Vierte tu té chai con infusión de cannabis en una taza, sírvelo y disfrútalo.

Notas de la receta

El método de infusión de tintura es la forma más sencilla de preparar té de cannabis. Es fácil de hacer y fácil de adaptar. Simplemente has cualquier té o té con leche como de costumbre, mezcla una tintura de cannabis y listo: ¡té con infusión de cannabis! La receta que compartimos aquí tiene algunos pasos adicionales para mejorar el sabor, pero también puedes simplemente remojar tu té de la manera que desees y luego incorporar tu tintura. Mientras prepares un té y agregues una tintura de cannabis, estás en el negocio.

Sin embargo, tenemos una nota aquí sobre el tipo de tintura de cannabis que usar. Las tinturas de cannabis a base de alcohol, también llamadas gotas de cannabis, son solubles en agua, lo que las convierte en la mejor opción para preparar una infusión de té. Los aceites con infusión de cannabis y los aceites de cáñamo CBD no se mezclarán fácilmente con el té, ya que al aceite y al agua no les gusta mezclarse. Aún puedes usar un aceite de cannabis si lo deseas, pero debes saber que puede flotar en la parte superior de su té y/o mezclarse de manera desigual con tu bebida.

Reflexiones finales sobre cómo preparar té de marihuana

Ahí lo tienes: ¡nuestra guía para hacer té de marihuana! Esperamos que estas recetas y consejos te hayan sido de utilidad si estás pensando en hacer tu propio té de marihuana. Si tienes alguna pregunta adicional sobre el cannabis o el té de cannabis que no haya sido respondida en nuestra guía, no dudes en comunicarte. Siempre nos complace compartir nuestro conocimiento sobre el cannabis y ofrecer a nuestros clientes recomendaciones personalizadas (como recomendaciones de variedades de flores que combinan bien con tu tipo de té favorito). Puedes ponerte en contacto con nosotros enviándonos un mensaje en línea aquí o llamando a una ubicación del Dispensario Essence durante nuestro horario comercial habitual.

Semillas de cáñamo: Sus beneficios y valor nutricional

Hemp Seed oil

Debido a su perfil nutricional rico y maravillosamente equilibrado, se cree que las semillas de cáñamo son uno de los alimentos más saludables que puedes agregar a tu dieta. Los estudios han demostrado que además de ser nutritivas, las semillas de cáñamo parecen tener muchos beneficios para el corazón, piel, articulaciones y más. ¿Te preguntas qué tan buenas son las semillas de cáñamo para ti? Sigue leyendo para descubrir qué hace que la semilla de cáñamo saludable sea tan especial.

Información nutricional de las semillas de cáñamo

Las semillas de cáñamo pueden ser pequeñas, pero son potencias nutricionales. Repasemos los cuatro elementos nutricionales más impresionantes de las semillas de cáñamo.

Repletas de proteína

Las semillas de cáñamo están repletas de proteínas y ofrecen casi tanta proteína como la soja. Solo tres cucharadas de semillas de cáñamo contienen la friolera de 9.46 gramos de proteína. Las semillas de cáñamo también contienen los nueve aminoácidos esenciales. Esto hace que las semillas de cáñamo sean una proteína completa, lo cual es una hazaña poco común entre las plantas.

Rica en grasas saludables

Si bien la grasa dietética es algo que solía ser demonizado, ahora sabemos que ciertas grasas son increíblemente saludables. Las grasas saludables conocidas como ácidos grasos esenciales son particularmente importantes para incorporar a la dieta, ya que el cuerpo no puede producir ácidos grasos esenciales por sí solo.

Las semillas de cáñamo son una grandiosa fuente de ácidos grasos esenciales que ofrecen porciones saludables de ácidos grasos omega-3 y omega-6. Las semillas de cáñamo son particularmente ricas en ácido linoleico (LA) y ácido alfa-linolénico (LNA), y también son ricas en ácido gamma-linolénico (GLA) y ácido estearidónico (SDA).

Además de ser una excelente fuente de estos ácidos grasos esenciales, las semillas de cáñamo tienen una proporción particularmente buena de omega-3 a omega-6. Los estudios han demostrado que una proporción de omega-3 a omega-9 entre 1:1 y 1:4 ofrece la mayor cantidad de beneficios para la salud. Los estudios también han demostrado que la mayoría de los estadounidenses están lejos de esta proporción, más alrededor del rango de 1:15. Sin embargo, comer más semillas de cáñamo podría ayudar a los estadounidenses a reducir esta proporción, ya que las semillas de cáñamo tienen una proporción perfecta de 1:3.

Rica en Fibra

Las semillas de cáñamo son una buena fuente de fibra dietética, incluso sin sus cáscaras altamente fibrosas. Tres cucharadas de semillas de cáñamo sin cáscara contienen 1.2 g de fibra, por lo que agregar más semillas de cáñamo a tu dieta (enteras o sin cáscara) puede ayudarte a acercarte más a alcanzar tu objetivo diario de fibra.

Cargada de vitaminas y minerales

Las semillas de cáñamo contienen una cantidad impresionante de vitaminas y minerales. Son particularmente ricas en vitamina E, magnesio, fósforo y potasio. Las semillas de cáñamo también son una fuente fantástica de hierro, calcio, zinc, niacina, riboflavina, tiamina, vitamina B-6 y ácido fólico.

Los posibles beneficios para la salud de las semillas de cáñamo

Pretty young girl after workout

Gracias a su perfil nutricional excepcional, se cree que las semillas de cáñamo tienen muchos beneficios para la salud, incluidos beneficios para el cerebro, corazón, piel, sistema digestivo y más.

Corazón saludable

La investigación actual sobre los ácidos grasos omega-3 sugiere que son extraordinariamente saludables para el corazón. Se cree que comer más ácidos grasos omega-3 puede mejorar la salud cardiovascular en general, al tiempo que reduce el riesgo de enfermedades cardíacas y arritmias. Las semillas de cáñamo son una excelente fuente de omega-3, lo que significa que podrían mejorar la salud del corazón, especialmente porque también tienen una proporción saludable de omega-3 a omega-6.

Además de ser ricas en omega-3, las semillas de cáñamo son una grandiosa fuente de otros nutrientes saludables para el corazón. Las semillas de cáñamo contienen el aminoácido arginina, que el cuerpo convierte en óxido nítrico, una molécula importante para la dilatación de los vasos sanguíneos. Las semillas de cáñamo también son ricas en magnesio, que ayuda a regular los latidos del corazón, y ácido linoleico, que puede reducir tanto la presión arterial como los niveles de colesterol.

Antiinflamatorio

Se cree que el cannabidiol (CBD), un cannabinoide que se encuentra tanto en las plantas de cáñamo como en las de marihuana, tiene propiedades antiinflamatorias. El efecto del CBD sobre la inflamación ha sido el foco de muchas investigaciones sobre cannabinoides y, aunque todavía no sabemos por qué, numerosos estudios han encontrado que el CBD reduce la inflamación en el cuerpo.

Las semillas de cáñamo pueden contener poco o nada de tetrahidrocannabinol (THC), el cannabinoide psicoactivo que se encuentra en las plantas de cannabis, pero contienen mucho CBD que combate la inflamación. Debido a que las semillas de cáñamo son tan ricas en cannabidiol, algunos teorizan que las semillas de cáñamo también son antiinflamatorias. También se cree que uno de los ácidos grasos omega-6 que se encuentran en las semillas de cáñamo, el ácido gamma-linolénico (GLA), es antiinflamatorio, lo que da más credibilidad a la idea de que las semillas de cáñamo pueden ayudar a combatir la inflamación.

Efectos neuroprotectores potenciales

Debido a su contenido de CBD, se cree que las semillas de cáñamo tienen efectos neuroprotectores potenciales. Una revisión del 2018 encontró que el CBD y otros compuestos en las semillas de cáñamo pueden ser neuroprotectores. Esta revisión también sugirió que el CBD en las semillas de cáñamo puede ayudar a aliviar ciertas afecciones neurológicas, como la esclerosis múltiple y la enfermedad de Alzheimer.

Potencial alivio de la artritis reumatoide

Un estudio del 2014 sugirió que el aceite de semilla de cáñamo puede tener efectos antirreumáticos. Esto ha llevado a algunos científicos a teorizar que las semillas de cáñamo podrían ayudar a aliviar los síntomas de la artritis reumatoide, una enfermedad autoinmune que causa inflamación de las articulaciones. Si bien se necesita más investigación, los posibles efectos antirreumáticos de las semillas de cáñamo son un desarrollo prometedor en la investigación del cáñamo.

Disminuir el acné

Hemp seed helps with acne

Las semillas de cáñamo contienen varios compuestos que pueden aliviar las afecciones cutáneas del acné. Dado que el acné es una afección inflamatoria, se cree que los compuestos potencialmente antiinflamatorios como el CBD pueden ayudar a calmar los brotes. También se cree que comer más omega-3 es beneficioso para eliminar el acné, ya que los estudios han encontrado un vínculo entre las deficiencias de omega-3 y el acné. Otra cosa que se cree que ayuda a controlar los síntomas del acné es la fibra. Dado que las semillas de cáñamo contienen CBD, omega-3 y fibra, algunos teorizan que pueden ayudar a disminuir las afecciones cutáneas del acné.

Salud digestiva mejorada

Las semillas de cáñamo enteras son muy ricas en fibra soluble e insoluble, las cuales son cruciales para una buena salud digestiva. Entonces, si estás buscando aumentar la cantidad de fibra en tu dieta, comer semillas de cáñamo con sus cáscaras (enteras o molidas) puede ofrecer un gran impulso.

Cómo incorporar más semillas de cáñamo a tu dieta

Encontrarás semillas de cáñamo en varias formas en los estantes de los supermercados y tiendas naturistas. Tus opciones incluyen semillas de cáñamo enteras, semillas de cáñamo sin cáscara (también llamadas corazones de cáñamo), semillas de cáñamo partidas y semillas de cáñamo molidas. Con tantas formas, las semillas de cáñamo pueden desempeñar una variedad de roles diferentes en tus recetas. ¿Te preguntas cómo puedes incorporar estas semillas versátiles en tu dieta? Prueba una de estas ideas:

  • Espolvorea semillas de cáñamo sin cáscara sobre yogur, cereales, ensaladas o tazones para batidos.
  • Mezcla semillas de cáñamo enteras en la masa para panqueques para agregar nutrición y añadir algo crujiente.
  • Agrega semillas de cáñamo sin cáscara o semillas de cáñamo molidas en tu batido matutino.
  • Haz tu propia leche de cáñamo y úsala como alternativa láctea.
  • Usa semillas de cáñamo sin cáscara como sustituto del pan rallado en recetas de pescado o pollo empanizado.
  • Muele algunos corazones de cáñamo (solos o con otros ingredientes saludables) para hacer tu propio polvo de proteína de cáñamo.
  • Incorpora semillas de cáñamo en tus recetas de sopa o estofado para elevar sus perfiles de nutrientes.
  • Cambia los piñones por semillas de cáñamo y haz pesto de cáñamo.
  • Usa semillas de cáñamo para hacer pan casero con semillas.
  • Tuesta las semillas de cáñamo para aumentar su sabor a nuez y acabado crujiente, luego úsalas para cubrir ensaladas o sopas.
  • Mezcla semillas de cáñamo molidas con tus productos horneados para agregar un impulso saludable oculto.

El reciente auge de las semillas de cáñamo

Solo recientemente las semillas de cáñamo se han convertido en un alimento popular aquí en los Estados Unidos. En parte, eso se debe a que eran un bien importado hasta hace unos años. Antes de que la Ley Agrícola del 2018 hiciera que el cultivo de plantas de cáñamo industrial fuera legal a nivel federal en suelo estadounidense, las semillas de cáñamo vendidas en Estados Unidos tenían que ser importadas de otros países. Las semillas de cáñamo eran legales en los Estados Unidos, pero casi nadie podía cultivarlas legalmente (esencialmente, solo podían cultivarse en pequeñas cantidades para fines de investigación aprobados).

La Ley Agrícola del 2018 hizo que no solo las semillas de cáñamo, sino todos los productos de cáñamo fueran más accesibles en Estados Unidos. Esto incluye, por supuesto, los productos CBD de cáñamo, que prácticamente han arrasado en el país. La inmensa popularidad del CBD derivado del cáñamo ciertamente ha hecho que el cáñamo sea más popular en general, al tiempo que hace que más personas conozcan los beneficios para la salud del cáñamo.

Otra cosa que ha contribuido a la popularidad de las semillas de cáñamo en los últimos años es que ahora más personas tienen una visión positiva del cáñamo. Aunque son solo un alimento sin cualidades intoxicantes, las semillas de cáñamo alguna vez fueron lastradas por un poco de estigma debido a su asociación con la marihuana. Sin embargo, ahora que las plantas de cáñamo son legales a nivel federal, el CBD se considera convencional y la marihuana está mucho menos estigmatizada que antes, las semillas de cáñamo ya no tienen un problema importante de relaciones públicas. Es normal, y de hecho está de moda, comer semillas de cáñamo hoy.

Pensamientos finales: ¿Son las semillas de cáñamo buenas para ti?

En general, las semillas de cáñamo parecen ser uno de los superalimentos más excelentes. Son ricas en grasas saludables, minerales y proteínas de alta calidad, y se cree que tienen muchos beneficios para la salud. Si estás buscando agregar un impulso saludable a tu dieta balanceada, las semillas de cáñamo pueden ser justo lo que estás buscando.

¿Cuál es la diferencia entre el Caviar de Marihuana y Moon Rocks de Marihuana?

Essence Vegas Dark Green Weed Plant El caviar de marihuana y las moon rocks de marihuana son relativamente nuevas en la escena del cannabis, pero rápidamente se han vuelto populares entre aquellos a quienes les gusta que su cannabis sea como un puñetazo. Sin embargo, aunque moon rocks y caviar se están volviendo más populares cada año, sabemos que no todo el mundo está familiarizado con lo que son estos productos, lo que los hace diferentes entre sí, o cómo se deben utilizar. Para ayudar a nuestros lectores a entender todas estas cosas y más, a continuación, vamos a ver todo lo que necesitas saber sobre el caviar de marihuana vs. las moon rocks de marihuana.

¿Qué son las Moon Rocks de Marihuana?

Essence Vegas Women Laughing in Living Room Las moon rocks de marihuana son productos de cannabis con alto contenido de THC que están hechos de tres productos diferentes de cannabis: cogollos, aceite de cannabis y kief. Para hacer moon rock, se sumerge o rocía un cogollo con aceite de cannabis, luego se enrolla o se enpolva con kief. El cogollo utilizado para hacer moon rocks es generalmente de una cepa alta en THC, mientras que el aceite de cannabis (también llamado aceite de hash o aceite de miel) y kief son ambos concentrados de cannabis. Esencialmente, las moon rocks están hechas de una trifecta de productos de cannabis con alto contenido de THC. Parece que las moon rocks se parecen a pequeñas rocas lunares borrosas (aunque algunos dicen que se llaman moon rocks porque te llevarán a la luna, por así decirlo). Su apariencia también se compara con las bolas de masa cruda de galletas, trufas de cacao, e incluso nuggets de pollo. La apariencia “borrosa” de una moon rock puede variar dependiendo de lo gruesa que sea su capa de kief, por lo que puede parecer muy borrosa o puede parecer un brote ligeramente espolvoreado.

¿Qué es el Caviar de Marihuana?

El caviar de marihuana es a menudo exactamente lo mismo que una moon rock de marihuana: Un producto pesado de cannabis THC hecho de brotes, aceite de cannabis, y kief. Así que, en algunos casos, el caviar de marihuana es exactamente lo mismo que una moon rock. Sin embargo, el caviar de marihuana también puede ser ligeramente diferente de una moon rock porque no siempre presenta esa capa externa de kief. Un poco caviar de marihuana está hecho de sólo un cogollo central y una capa exterior de aceite de cannabis. El caviar de marihuana que sí tiene una capa exterior de kief se verá como una roca lunar (como una roca pequeña, verde amarillenta, borrosa). Entonces, el caviar de marihuana que no tiene una capa exterior de kief será un brote que esté un poco húmedo, pegajoso, como jarabe y/o brillante.

La diferencia entre el Caviar de Marihuana y la Moon Rock de Marihuana

Hay muy poca diferencia entre el caviar de marihuana y la moon rock de marihuana. La única diferencia es que el caviar de marihuana puede tener o no una capa exterior de kief, mientras que las moon rocks de marihuana siempre tienen una capa exterior de kief. Esto significa que las moon rocks de marihuana son siempre también caviar de marihuana, pero que el caviar de marihuana no siempre es moon rocks de marihuana.

¿Por qué la gente usa Moon Rocks y Caviar?

Una gran parte del atractivo de las moon rocks y el caviar es definitivamente su potencia. No hay contenido estándar de THC para las moon rocks y el caviar, pero a menudo está alrededor del 50% de THC. No hace falta decir que estos productos de cannabis tienen niveles muy altos de THC, por lo que son atractivos para aquellos que aman el cannabis súper fuerte. Las moon rocks y el caviar también tienen un cierto atractivo de alta calidad. El caviar y las moon rocks de cannabis se consideran productos más lujosos porque son potentes, a menudo están hechos de flores y concentrados de muy alta calidad, y pueden ser bastante caros. El caviar de cannabis recibe su nombre de ser llamado “caviar” de cannabis. Para aquellos que quieren algo que se sienta más de alta gama y especial, las moon rocks y el caviar son opciones atractivas. Otra razón por la que a la gente le gusta usar moon rocks y caviar es su factor de novedad. Los consumidores experimentados de cannabis pueden simplemente querer mezclar cosas y probar algo nuevo, lo que puede hacer que el caviar sea muy atractivo.

Cómo fumar Moon rock o Caviar

Las moon rocks y el caviar están destinados a ser fumados. La mejor manera de hacerlo es cortar suavemente tu moon rock o un pedazo de caviar, espolvorear parte de ella encima de una cama de flores, y luego fumar. Generalmente recomendamos el uso de vidrio (como un tubo de vidrio o un bong) para fumar estos productos, pero también puedes enrollar un porro de caviar siempre y cuando mezcles tu caviar con la flor molida. Algunas personas usan un dab rig o un vape para sus moon rocks o caviar, pero esta no sería nuestra recomendación principal. La naturaleza híbrida de estos productos de cannabis, que contienen tanto flores como concentrados, significa que no son óptimos ni para el dabbing ni para la vaporización. Ten en cuenta que mezclar moon rocks o caviar con flores es importante porque es extremadamente difícil (si no imposible) fumar estos productos solos. Las moon rocks y el caviar contienen grandes cantidades de aceite, por lo que es prácticamente imposible mantenerlos encendidos por sí solos. Eso cubre la información esencial que necesitas sobre cómo fumar moon rocks o caviar. Pero a continuación hay algunos consejos adicionales que pueden ayudarte a tener la mejor experiencia posible de fumar caviar.

Consejos para fumar Moon Rocks o Caviar de marihuana

  • Libera el resto del día: Un poco de cannabis puede hacer que te sientas energizado, creativo y listo para tomar el día. Ese no es el caso de las moon rocks y el caviar. Estos productos ultra potentes son conocidos por golpear duro y causar bloqueo de sofá, así que asegúrate de que el resto del día está libre antes de usar moon rocks o caviar.
  • Come antes de fumar: El cannabis súper-potente a veces puede causar náuseas. Para reducir el riesgo de tener náuseas, ten algo en el estómago antes de fumar.
  • Mantente hidratado: De la misma manera que debes comer antes de fumar caviar, debes hidratarte antes de fumar caviar. También es una buena idea tener agua en tu vecindad cuando fumas, ya que puedes encontrarte bloqueado en el sofá debido a los efectos fuertes del caviar y no quieres deshidratarte.
  • Considera tu entorno: Piensa en qué tipo de ambiente estás antes de fumar estos productos de cannabis súper potentes. Es mejor estar en un ambiente cómodo, seguro y positivo cuando fumas moon rocks o caviar. Puede que también quieras asegurarte de que tienes un lugar acogedor para descansar, ya que podrías encontrarte deseando simplemente sentarte o descansar mientras disfrutas de la experiencia del caviar.
  • Ir bajo y lento: Las moon rocks y el caviar son fuertes, así que recuerda ir bajo y lento con su consumo. Fuma cantidades muy pequeñas y deja el espacio fuera de tu producto para evitar que lo hagas en exceso. Un poco de paciencia con tu dosis puede hacer toda la diferencia al usar estos productos de cannabis altamente potentes.
  • No toques tu Caviar/Moon Rocks cuando estén calientes: A diferencia de las flores, el caviar contiene mucho aceite. Cuando ese aceite está caliente, puede quemarte seriamente. También puede pegársete, aumentando tu riesgo de quemarte seriamente. Sólo ten en cuenta esto para que no sumerjas accidentalmente tu mano en aceite caliente al fumar tu caviar.
  • Cortar, no cortar: Las moon rocks y el caviar no deben ser puestos en tu moledora. Si intentas moler estos productos, perderás un montón de valioso kief en tu molinillo. En lugar de moler tu caviar o moon rocks, corta una pequeña sección con un cuchillo afilado, y luego colócala suavemente sobre tu flor molida con pinzas.

PREGUNTAS FRECUENTES: ¿Puedes comer una Moon Rock o Caviar?

Essence Vegas African American Couple Eating Pizza Algunas personas se preguntan si se pueden comer moon rocks o caviar de cannabis. Aunque el nombre “caviar” suena gourmet, no recomendamos comer moon rocks o caviar. Estos productos están específicamente destinados a ser fumados. También están destinados a entregar un montón de THC, lo que no harán si solo los comes. El cannabis crudo contiene poco o ningún THC. En su lugar contiene mucho THCA, un cannabinoide no intoxicante que se convierte en THC cuando se calienta. Por lo tanto, si sólo masticas y tragas caviar de cannabis, en su mayoría estarás tomando THCA, que esencialmente derrota el punto de estos productos de THC ultra alto. Técnicamente, podrías decarboxilar caviar para activar su THC y CBD, luego utilizar tu caviar descarboxilado para hacer comestibles. Pero realmente no lo recomendaríamos. No es el mejor uso del caviar de cannabis, que suele ser un producto caro hecho de flores y concentrados de cannabis de muy alta calidad. Si quieres comer una moon rock o caviar porque quieres un alto contenido de THC comestible, sé que hay grandes dosis en comestibles por ahí que contienen un montón de THC pre-activado. Si estás buscando un producto de cannabis con alto contenido de THC que puedas comer, háznoslo saber y estaremos encantados de ofrecerte una recomendación comestible.

Pensamientos finales sobre Caviar y Moon Rocks de Cannabis

Esto envuelve nuestra guía de caviar de cannabis y moon rocks de marihuana. Si tienes alguna pregunta adicional sobre estos productos de cannabis excepcionalmente potentes, no dudes en ponerte en contacto con uno de nuestros empleados expertos para obtener más información. Puedes ponerte en contacto con nosotros haciendo clic aquí o dando a tu ubicación de Dispensario Essence local  una llamada durante nuestro horario de oficina.

Algas: El súper alimento de cannabis

Seaweed in the ocean

¿Sabías que una de las cosas más saludables para las plantas de cannabis es el alga marina? La gente a menudo describe a las algas marinas como un superalimento de cannabis, ya que está completamente lleno de nutrientes vitales para las plantas de cannabis. Las algas marinas también pueden beneficiar a las plantas de cannabis de otras maneras, como, por ejemplo, estimulando microorganismos beneficiosos, regulando el pH del suelo, manteniendo las plagas intrusivas lejos, y regulando el crecimiento de las plantas— ¡entre otras cosas! ¿Tienes curiosidad por saber todas las formas en que las algas pueden beneficiar a las plantas de cannabis? Sigue leyendo para aprender todo lo que necesitas saber sobre las algas, el increíble superalimento de cannabis.

Los beneficios de la maleza marina para el cultivo de cannabis

fit girl making a superfood shake

Las algas se han utilizado en la agricultura durante siglos. Hace mucho tiempo, la gente notó que las algas ayudaban a sus plantas a prosperar y, gracias a la ciencia moderna, ahora sabemos exactamente cómo y por qué las algas son tan beneficiosas para las plantas. Las algas marinas tienen cuatro beneficios principales para las plantas: tienen una nutrición excelente y diversa, pueden mejorar la calidad del suelo, pueden defenderse de los invasores dañinos y mejoran la tolerancia al estrés.

Nutrición: Algas el Súper Alimento

A medida que las algas marinas frescas crecen en el océano, absorben una variedad diversa de micronutrientes, macronutrientes y minerales en trazas saludables para las plantas, lo que las hace impresionantemente nutritivas. Por ejemplo, las algas marinas contienen calcio, boro, potasio, magnesio, azufre, ácidos grasos, fitohormonas y vitaminas A, E, B12, C y K. la variedad de nutrientes y oligoelementos de las algas marinas es una excelente nutrición para muchas plantas, incluyendo las plantas de cannabis en particular.

Calidad del suelo: Humedad y pH

Para prosperar, las plantas de cannabis necesitan algo más que una nutrición de primera categoría. También necesitan el medio ambiente adecuado, lo que requiere el suelo más saludable posible. Afortunadamente, las algas pueden hacer maravillas en la salud del suelo.

Las algas realmente proporcionan beneficios tanto a corto como a largo plazo para la calidad del suelo. A corto plazo, las algas ayudan al suelo a retener la humedad, hasta el punto de que incluso tengas que regar menos tus plantas. A largo plazo, las algas marinas ayudan a regular el pH del suelo, añaden elementos de trazas saludables al suelo y hacen que la textura del suelo sea más ligera, lo que ayuda a las plantas a formar raíces y a acceder a nutrientes con mayor facilidad.

Defensa orgánica: Repeler a los invasores dañinos

Las algas hacen más que añadir cosas buenas al proceso de crecimiento. También repele a algunas cosas malas. Las algas marinas detienen las plagas, bacterias dañinas y hongos invasores, mientras que simultáneamente no dañan las bacterias y los hongos beneficiosos.

Efectos de mejora: Mejora de la tolerancia al estrés

Los estudios han demostrado que las algas marinas pueden ayudar a los cultivos a lidiar con el estrés. Según algunas recientes investigaciones sobre horticultura, las algas marinas tienen un “efecto mejorador sobre la tolerancia de los cultivos a las tensiones abióticas como la salinidad, temperaturas extremas, deficiencia de nutrientes y sequía”. Esto significa que además de proporcionar una grandiosa nutrición, las algas marinas pueden ayudar a las plantas a lidiar con cualquier condición que puedan experimentar, haciéndolas más fuertes y resistentes.

Un punto de mira en Kelp para Cannabis

Hay muchos tipos de algas, ya que la categoría de algas incluye todas las algas marrones, algas verdes y algas rojas. Muchas de estas variedades de algas marinas pueden proporcionar beneficios para las plantas de marihuana. Sin embargo, de cada tipo de algas marinas, el kelp es posiblemente la más súper de las algas marinas.

Las algas kelp, un tipo de algas marrones, crecen en aguas poco profundas que son extremadamente ricas en nutrientes. Debido a esto, el kelp contiene casi todos los nutrientes que las plantas de cannabis necesitan. El kelp contiene más de 60 oligoelementos, incluyendo hierro, zinc, molibdeno, cobalto y manganeso. Es importante destacar que el kelp también contiene hormonas de crecimiento natural, como las citoquininas y auxinas, que estimulan la división celular y sistemas de raíces más robustos. Todos los minerales, vitaminas, nutrientes, aminoácidos y hormonas de crecimiento en el kelp lo convierten en una increíble herramienta de cultivo de cannabis. El kelp les da a las plantas de cannabis lo que necesitan para producir energía, formar clorofila, realizar fotosíntesis y mucho más.

Además de ser maravillosamente nutritivo para las propias plantas de cannabis, el kelp da un impulso a ciertos microorganismos beneficiosos que pueden crecer en el suelo. La salud del suelo es clave si quieres cultivar plantas de cannabis de alta calidad con tallos y ramas robustos (y mucha energía para crear flores y resina). El hecho de que el kelp pueda ayudar a los microbios altamente beneficiosos del suelo a prosperar en el suelo es una gran parte de cómo ayuda a las plantas de cannabis a prosperar.

Uso de algas para ayudar a tus plantas de cannabis a crecer

Fetilizing with kale

Hay más de una manera de usar algas marinas para ayudar a que tus plantas de cannabis crezcan y prosperen. De hecho, hay tres maneras: Mantillo, compostaje y fertilización.

Mantillo con algas marinas

El mantillo con algas es muy popular debido a su facilidad y eficacia. Para mantillo con algas, simplemente coloca tus algas directamente sobre su suelo vegetal, luego deja que tus algas vayan a trabajar de forma natural. Es tan fácil como eso. Y aunque es fácil, el mantillo con algas es inmensamente beneficioso. Cuando se usa como pajote, las algas marinas proporcionan una mejor retención de humedad, salud del suelo, nutrición y defensa contra plagas y hongos.

Compostaje con algas marinas

Si estás preparando abono para tus plantas de cannabis, las algas pueden darles un poderoso impulso nutricional. Para composta con algas marinas, sólo agrega algunas algas marinas a tu mezcla de abono estándar, asegúrate de mezclarlas bien para una distribución uniforme, y luego deja que el tiempo trabaje su magia hasta que tu composta esté lista.

Fertilización con algas marinas

Las algas marinas son un gran fertilizante para las plantas de cannabis, ya que contiene muchos de los minerales y nutrientes vitales que el cannabis necesita para crecer y prosperar. El alga marina kelp es una opción particularmente buena para el fertilizante de cannabis, ya que contiene prácticamente todos los nutrientes que las plantas de cannabis necesitan y puede realmente aumentar la salud del suelo.

Si quieres fertilizar tus plantas de cannabis con algas, puedes comprar fertilizantes de algas o hacer los tuyos propios en casa. Hacer fertilizante líquido con algas es realmente muy fácil. Para hacer un fertilizante líquido con algas, agrega algas y tu otro material de compostaje en un barril junto a una pequeña cantidad de agua. Luego, espera a que el agua, abono y algas se descompongan durante varios meses hasta que se conviertan en líquido. Una vez que tu fertilizante casero de algas marinas está listo, puedes usarlo de varias maneras. Puedes enriquecer tu suelo con fertilizante de algas marinas antes de plantar, utilizar tu fertilizante de algas marinas como un aerosol para defender contra la enfermedad y los invasores dañinos después de la germinación, o utilizar tu fertilizante como un aerosol foliar sobre una base según sea necesario para complementar la nutrición.

Si vas a utilizar un extracto de algas comprado en una tienda para diluir tus plantas de cannabis, ten en cuenta que probablemente necesitarás diluirlo. El extracto de algas marinas es saludable para las plantas de cannabis en las cantidades adecuadas, pero puede ser demasiado intenso si lo usas mucho. Solo asegúrate de seguir las instrucciones de tu tienda sobre el envase de fertilizante de algas y presta especial atención a cómo responden tus plantas después de ser fertilizadas.

Abastecimiento de algas marinas para plantas de cannabis

Ya sea que vayas a usar mantillo, compost, o fertilizar con algas marinas, puedes optar por usar algas frescas que se recogen (si vives junto al océano) o usar un producto de algas ya hecho formulado para uso agrícola. A mucha gente le gusta usar algas frescas que reúnen, ya que son tanto orgánicas como gratuitas. Sin embargo, si quieres la comodidad de un producto ya hecho (o si no tienes fácil acceso al océano), hay mucho disponible, incluyendo algas kelp, extracto líquido de algas, y polvo de kelp.

Ten en cuenta que, si quieres recolectar algas frescas, debes investigar cualquier lugar al que estés pensando ir. No quieres recoger algas de aguas contaminadas, así que mira la calidad del agua de las playas cercanas. También no quieres romper accidentalmente ninguna ley local, así que busca si está o no bien recoger algas en tu área (y si es así, hay límites en cuanto a lo que puedes recoger a la vez o en qué áreas de la playa puedes recoger).

Una vez que haces tu investigación y escoges un lugar, la recolección de algas de la playa no podría ser más fácil. Lleva una bolsa, toma tu selección de las variedades de algas disponibles en la playa, dale a tus algas un lavado rápido en casa si deseas eliminar la sal, y luego úsalas para cultivar un poco de cannabis saludable y de alta calidad.