Essence Blog

Cazadores de mitos del Cannabis, parte 1: 3 Mitos sobre el Cannabis Desenmascarados

¿Cuántas veces has escuchado a alguien decir: “El Cannabis es una droga de entrada (al consumo de drogas duras)”?

Más veces de las que probablemente puedas contar, ¿verdad?

Aquí está el problema con los mitos y hechos inventados:

Cuanto más los escuchamos, más poderosos se vuelven.

El hecho de que el gobierno federal aún niega el valor medicinal del Cannabis es un ejemplo perfecto de esto.

En la era de las “noticias falsas”, es importante que cuestionemos y verifiquemos la información que recibimos para poder separar lo bueno de lo malo.

En esta publicación, vamos a desacreditar 3 mitos populares sobre el Cannabis. ¡Comencemos!

1. El Cannabis no tiene beneficio médico

Eso es de acuerdo con el gobierno federal, por lo que el cannabis ha sido clasificado como una droga de la Lista 1, junto con la heroína.

Durante años, el corresponsal médico jefe de la CNN, Dr. Sanjay Gupta, estuvo de acuerdo con este sentimiento.

Eso fue… hasta que él comenzó a investigar por su cuenta.

El Dr. Gupta encontró la carta original de 1970, escrita por el Subsecretario de Salud Dr. Roger O. Egeburg, en la que recomendaba que el Cannabis se clasificara como sustancia de la Lista 1.

En ese momento, el razonamiento era que no había pruebas suficientes que apoyaran el valor medicinal propuesto del Cannabis, NO porque hubiera pruebas sólidas y reales que demostraran que era peligroso y carecía de mérito médico.

Esa carta fue escrita en 1970. Hemos aprendido mucho desde entonces. Revisa La lista de Business Insider de los 23 beneficios del Cannabis medicinal, cada uno vinculado a un estudio / informe médico real.

2. El cannabis es una Droga de Entrada

Ya sabes cómo va la historia. Los jóvenes desprevenidos comienzan a fumar Cannabis. Lo siguiente que sabes es que están inhalando metanfetaminas y hablando de delitos.

Ummmmmmm… no.

No hay pruebas de que el consumo de Cannabis sea una puerta de entrada directa a las drogas más duras. Por el contrario:

  • El tabaco y el alcohol son más propensos a causar el efecto de “Drogas de Entrada” que el Cannabis
  • Hacer que el Cannabis sea ilegal aumenta la probabilidad de que las personas que intentan comprarlo estén expuestas a drogas más peligrosas. Si las personas se ven obligadas a ir al mercado negro de Cannabis, hay una gran posibilidad de que encuentren un distribuidor que también venda sustancias más duras y más adictivas. Legalizar el Cannabis elimina esa amenaza.

3. Legalizar el Cannabis significa que más adolescentes lo usarán

A los activistas anti-cannabis les encanta este argumento: “El Cannabis legalizado envía un mensaje a nuestros jóvenes de que está bien usarlo”.

Pero CBS News publicó un informe que decía que, desde que se legalizó el Cannabis medicinal en California en 1996, no hay evidencia de un aumento en el consumo de Cannabis en adolescentes.

De hecho, legalizar el Cannabis podría dificultar el acceso de los adolescentes a la planta.

El mercado negro no les va a pedir identificaciones. Entonces, tener acceso al Cannabis del mercado negro es finalmente tener la conexión correcta.

Si el mercado legal de Cannabis logra expulsar al mercado negro, la única fuente de Cannabis restante serían los dispensarios. Y sería extremadamente difícil para los adolescentes eludir la identificación con foto de un dispensario y el requisito de la edad, definitivamente más difícil que si estuvieran tratando de comprar alcohol.

Con la legalización viene la regulación, y la regulación significa poner reglas para que la sociedad pueda usar y disfrutar el Cannabis de una manera segura y responsable.

¿Qué mitos del Cannabis deberíamos cubrir en la Parte 2 de esta serie de blogs? ¡Publica tus comentarios en la página de Facebook Essence!

Redimensionar imagen